Lo cierto es que esta histórica especialidad en el ajedrez ha tenido una importantísima evolución en los últimos decenios, muy especialmente desde la aparición de internet en primer lugar, y desde la popularización del uso de los módulos de análisis y demás herramientas informáticas, en segundo.

Quisiera centrar la atención ahora en este segundo aspecto. Más allá de la pregunta ¿debería censurarse el uso de asistencia informática en el ajedrez por correspondencia? (de la que podemos hablar más adelante), la realidad es que en la actualidad todos los jugadores usamos ampliamente dichas herramientas lo que a su vez conlleva dos claras consecuencias: por un lado, muchas veces caemos en el error de hacer "demasiado caso" a los módulos sin tener en cuenta las verdaderas características de la posición; por otro lado, podemos tener acceso a partidas de ajedrez de muchísimo nivel, aunque provengan de jugadores que no tengan un altísimo ELO en ajedrez sobre tablero, simplemente porque tienen un gran conocimiento del análisis que se debe realizar en este tipo de partidas.

Como activo jugador por correspondencia que soy, he sentido la necesidad de aprender a pensar y razonar ajedrez, para poder trazar planes donde los módulos no lo pueden hacer y donde los ordenadores no saben evaluar. Todos los jugadores utilizamos los módulos, pero si quieres evitar las tablas y tratar de ganar, debes buscar algo más, y ese factor diferenciador suele ser el conocimiento de ajedrez más profundo o el conocimiento informático más especializado.

Y aquí es donde brilla El Método en Ajedrez. Ambos aspectos de la formación ajedrecística se han cuidado al máximo y por eso, en mi opinión, constituye el entrenamiento perfecto para el ajedrecista a distancia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top